-->

jueves, 2 de marzo de 2017

Por fin happy con los Happy Panner

¡Hola!

Hace un mes os contaba mis desventuras con los planner, lo mucho que me costaba organizarme con ellos y llevar alguno al día para ayudarme a administrar mi tiempo. Compré un Mini Happy Planner de MAMBI, con pocas expectativas al respecto, pero hoy, dos meses después de haberlo estrenado, puedo decir que ¡he encontrado la solución para mi desplanificación mensual!







Como todo en la vida, la constancia es la clave. Así que cuando estrené el planner, fui también consciente de que debía ser constante a la hora de planificar las semanas, no dejarlo para el último día y acabar con el planner vacío, como me había pasado con los anteriores. Descubrí que el Mini Happy Planner de MAMBI cubría todas mis necesidades; de reducido tamaño, con planner mensual, semana vista y sin demasiados espacios en blanco, no me gusta un planner con demasiados espacios en blanco, porque me estresa pensar en como "rellenar" todos esos huecos que realmente no necesito. Así que estoy encantada con mi Mini Happy Planner, para mí, es perfecto.

A pesar de su reducido tamaño, puedo organizarme la semana de una forma sencilla y cómoda, no es tan espectacular como otros planners en cuestión de decoración (no hay muchos espacios en blanco, cosa que agradezco) pero es muy práctico a la vez que bonito y eso era justo lo que necesitaba. Puedo utilizarlo como agenda de trabajo al mismo tiempo que agenda personal y tengo siempre tanto una visual de los objetivos del día a día como semanales, ya que las semanas ocupan las dos páginas ¡ideal! Llevar las cosas al día nunca fue tan sencillo, de modo que estoy más feliz que un regaliz con mi planner ¡me encanta!






Si buscáis un planner bonito, compacto y práctico, os recomiendo el Mini Happy Planner de MAMBI, lo amaréis tanto como yo ;) Nos vemos en el próximo post, sed buenos =)

lunes, 27 de febrero de 2017

LO: Blade Runner

¡Hola!

Anoche, como sabréis si sois aficionados al cine, se celebró la gala de los Oscar y aunque me gusta estar pendiente a ratos, enterarme de los ganadores y todas esas cosillas, me dio por ver Blade Runner por enésima vez, una película que me encanta, así que coincidiendo con la temática del reto que propone Up & Scrap para este mes de febrero, me decidí a hacer este layout formato A4.



Me gustan mucho las películas de Ridley Scott, hace un cine que da gusto ver; sentarse en la butaca del cine o en el sofá de casa con unas palomitas y disfrutar de un par de horas viendo una buena película. Blade Runner es una de mis preferidas, no solo por la temática futurística, si no por el trasfondo. Una película cuidada hasta el detalle, las escenas, la fotografía, los colores... por no hablar de los diálogos, culminando en ese monólogo final que muchos de vosotros, si habéis visto la película, recordaréis. Rutger Hauer está soberbio en la piel del replicante Roy Batty, el propio actor improvisó alguna de las líneas. Blade Runner no solo es una película interesante, de esas que te hacen pensar, si no que además muestra una distopía en la que cada uno de los personajes sobrevive, a su manera.

Para realizar este layout he echado mano de mi amor por los detalles, me encantan los detalles, así que escogí la paleta de color de la misma película, ya que si quería recrear aunque fuera una mínima parte de su esencia, los colores eran la clave.




Partiendo de esta paleta de color e incluyendo la acuarela granate en honor a la escena final, con la lluvia, las luces de la ciudad, los apagados colores y la brillante sangre roja, necesitaba ese toque de color y lo añadí de un modo significativo dentro del conjunto. Para ilustrar un poco el layout quise incluir dos fotos, la de Deckard (el personaje de Harrison Ford) y la de Roy (Rutger Hauer) porque son los protagonistas indiscutibles del film y porque ese momento que ambos comparten al final de la película no tiene precio.




La oscura ciudad, humeante y salpicada por una cortina de lluvia, también está presente en este layout; varias capas de pintura chalk, pasta de modelar, retales de tela de lino, tul y tela metálica rematadas por trazos de pintura en spray hacen del fondo un espacio lleno de texturas y profundidad estupendo para trabajar, como un muro de hormigón cubierto de pintadas, un poco la idea que buscaba cuando compuse la base del layout. 




Como os dije, me encantó el final, el detalle de Roy sosteniendo una paloma en el momento [SPOILERS] de su muerte y esa frase final "todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia" No hay palabras para describir ese final, soberbio, de ahí que haya plumas y aves sobrevolando las fotos, tenían que estar sí o sí, un pequeño homenaje a ese momento que todos recordaremos como uno de los mejores del cine, sin duda.

Espero que os haya gustado el layout y si no habéis visto la película, animaros a que la veáis, merece mucho la pena. Nos vemos en el próximo post, sed buenos =)

jueves, 19 de enero de 2017

Enganchada a las shaker cards

¡Hola!

El post de hoy está totalmente dedicado a un vicio enorme que tengo desde hace un tiempo, las shaker cards. Estas simpáticas tarjetas, que se pueden hacer de muchas formas diferentes, son un modo divertido de felicitar a alguien y además, salirse un poco de la tradicional greeting card. Su principal atractivo es, obviamente, el shaker, que son esos pequeños elementos decorativos, también llamado topping, que van dentro del bolsillo transparente de la tarjeta y que, al agitarlos, se mueven libremente por él (shake, shake, shake!)


B-Day shaker card, tipografía de Heidi Swapp

Hay muchísimas formas de hacer una shaker card, de hecho, desde que WRMK sacó la Fuse Tool, las posibilidades de personalizar al máximo una shaker card se han triplicado, ya que la Fuse te permite hacer bolsillos transparentes de casi cualquier forma y tamaño. No obstante, hay marcas que dedican muchos de sus productos a las shaker cards, de modo que no necesitas tener la Fuse para crear este tipo de tarjetas a tu gusto y de una forma entretenida.

Tag transparente sellada con la Fuse Tool, Scrapibuki

Shaker card con sequins, confetti y los toppings de Queen & Co. Scrapibuki

Puedes crear tu shaker card con lo que te apetezca, aunque lo más común es usar lentejuelas, confetti, glitter (purpurinas), cuentas (beads) o botones ¡hay mucho donde elegir! y para adentrarte en este mundo de la shaker cards, nada mejor que contar con la ayuda de marcas como Jillibean Soup o Queen & Co. que tienen una amplia gama de productos dedicados exclusivamente a las shaker.


QUEEN & CO.

Esta marca tiene de todo para tus shaker cards; desde diferentes tipos de toppings para añadir a los bolsillos transparentes hasta adhesivos foam con formas para que sellar los bolsillos shaker te resulte más cómodo. Tanto si eres un experto en shakers como un iniciado, Queen & Co. tiene algo para ti que no tienen los demás y es ¡personalización al máximo! ya que su amplia gama de toppings hace que no te salgan dos shakers iguales.

Sequins, Queen & Co.

Pixie Dust, Queen & Co.


Pero Queen & Co. no se limita solo a esto, si no que, además, pone a tu disposición una amplia variedad de troqueles con los que podrás hacer shaker cards (y por supuesto, otros proyectos) tan chulas como la que ves aquí abajo. Eh, y también tienen kits completos con todo lo necesario para hacer estas tarjetas, si es que... ¡más fácil no nos lo podían poner!

Troquel Waves, Queen & Co.

Shaker card del equipo de Queen & Co.

Si has llegado hasta aquí, no me digas que no te están entrado ganas de hacer una shaker card ¡si es que son monísimas! además de divertidas y muy resultonas. Ideales para acompañar regalos y detalles, o simplemente desearle un feliz día a esa persona especial ¡a mí me encantan!

JILLIBEAN SOUP

Aunque si lo que te gusta es que te pongan las cosas fáciles para resultados increíbles, tienes que probar los kits de Jillibean Soup. Son kits de tarjetas con sobres que llevan ya troquelada la forma de la shaker, luego solo tienes que comprar las capsulas transparentes a juego y ¡al rellenar! en un plis plas puedes tener una tarjeta tan bonita y sencilla como esta:

Esto
Tarjetas troqueladas estrella, Jillibean Soup

más esto
Cápsulas transparentes estrella, Jillibean Soup

igual a esto:
B-Day shaker card, Scrapibuki

Hasta aquí el post de hoy, ya no tienes excusa para adentrarte en el mundo de las shaker cards, pero debo advertirte que ¡te van a enganchar! porque una vez haces una, no podrás parar, palabra. Nos vemos el próximo martes con un layout homenaje a Carrie Fisher. Sed buenos =)


martes, 17 de enero de 2017

Mini tutorial: Invitaciones de cumpleaños, Coco

¡Hola!

En plena ola de frío no hay nada mejor que encerrarse en casita, con la temperatura de la casa en modo Mordor y ponerse a scrapear alguna cosita, de modo que hoy os traigo un pequeño y sencillo tutorial para hacer unas invitaciones de cumpleaños la mar de resultonas.

Los que hayáis visto Barrio Sésamo os acordaréis del adorable Monstruo de las Galletas, Coco, un simpático bichejo de colo azul que se pirraba por las galletas, pues estas invitaciones están inspiradas en él. Es un proyecto muy sencillo, así que si queréis pedir ayuda a los más peques de la casa, disfrutaréis de un rato de scrapeo en familia y haréis unas invitaciones tan cuquis como estas:





 MATERIALES:

 -Cartulina azul, negra, blanca y kraft.
-Troquel círculos (opcional, podéis usar lo que queráis para trazar las circunferencias)
-Tijeras o cúter, regla
-Rotulador negro y blanco
-Sellos de cumpleaños (opcional)
-Pegamento
-Almohadillas pop-up




Lo primero que haremos será cortar los círculos para crear la base de nuestra invitación. Yo he decidido hacerlas de un tamaño medio, de unos 10 cm. de diámetro, para ello, trazaremos 3 círculos de la siguiente forma:

-1 círculo de 10 cm. con cartulina azul
-1 círculo de 8 cm. con cartulina negra
-1 círculo de 6 cm. con cartulina kraft

Una vez tengamos la base, un círculo de cada color para cada invitación, cortaremos los círculos correspondientes a los ojos:

-2 círculos de 4 cm. con cartulina blanca
-2 círculos de 2 cm. con cartulina negra

Recordad que lo que os pongo aquí es para hacer una sola invitación, de modo que si queréis hacer varias ¡tendréis que cortar muchos más circulitos!


Una vez lo tengamos todo cortado, marcaremos una doblez justo en el medio del círculo negro grande y del círculo de cartulina kraft, de este modo:





Yo lo he hecho con la mini Scor Pal, pero si no disponéis de tabla de marcar, con la regla y la ayuda de una plegadora conseguiréis una doblez perfecta. Seguidamente, realizaremos unas líneas con el rotulador negro sobre el círculo de cartulina kraft, ahí será donde escribamos el mensaje de nuestra invitación.


Una vez tengamos esto hecho, pegaremos el círculo de cartulina kraft sobre el círculo negro, haciendo coincidir las dobleces que realizamos previamente:





Luego pegaremos el semicírculo de la cartulina negra (ya unida con el círculo kraft) en nuestra base azul, tal como veis en la imagen superior. Una vez lo tengamos listo, pegaremos con pegamento los círculos blancos a la cartulina azul del modo que veis en la imagen y con unas almohadillas de adhesivo de doble cara con volumen (pop-up) pegaremos los circulitos negros sobre los blancos para completar los ojos. Los puedes pegar del modo que quieras; es decir, que no hace falta que estén perfectamente alineados, veréis la expresión tan divertida que se le queda a Coco.



Finalmente, solo deberéis escribir en la cartulina kraft con un rotulador blanco (o de cualquier otro color, a vuestro gusto) los datos de la fiesta de cumpleaños y ya la tendréis acabada.


Podéis añadirle tantos adornos como queráis, esto es solo una idea, de modo que personalizadla todo lo que os apetezca. Yo aproveché el espacio negro de la boca para estampar y hacer un embossing en blanco de unos sellos de cumpleaños.


Espero que os haya gustado el tutorial y os animéis a hacerlo con vuestros peques para los próximos cumpleaños, a los niños les encantará hacerlo y a sus amiguitos recibir una invitación tan chula y original. Nos vemos el jueves con un post muy shake! shake! shake! Sed buenos =)

viernes, 13 de enero de 2017

Mis favoritos de 2016

¡Hola!

Si en el post anterior os hablaba de planners, hoy me gustaría hablaros de los productos scraperos y herramientas que me han salvado la vida durante 2016. Algunos son más útiles que otros y claro está, las preferencias personales y la forma de trabajar son distintas en cada uno, pero de igual modo que yo los descubrí y me abrieron un mundo nuevo de posibilidades, quizá a alguno de vosotros le ocurra lo mismo y nada más que por eso ya merece la pena escribir el post.

MINI DISTRESS INK

Aunque era bastante reacia a dejar de lado mis pads tradicionales de Distress por estas versiones en mini, debo admitir que ha sido una de las mejores compras del año; ofrecen todo lo que tiene la versión tradicional con la ventaja de un almacenamiento y una organización mucho más cómoda. Las cajas de almacenaje de las propias tintas son ideales para tenerlas todas a la vista sin ocupar demasiado espacio, perfecto para las personas que, como yo, no disponen de todo el espacio que les gustaría, además, a pesar de su tamaño dan para bastantes horas de entintado y las puedes rellenar con los reinkers ¡todo ventajas!


Mini Distress Ink

Mini Distress Storage Tin



CIZALLA FISKARS SURECUT PLUS

No puedo hacer otra cosa que aplaudir esta nueva cizalla de Fiskars. No solo supera a las otras cizallas de Fiskars en diseño y precisión de corte, si no que además, deja muy por detrás al resto de marcas. Yo he sido siempre fiel a la cizalla de Martha Stewart, me parecía por calidad y precio, una de las mejores del mercado y lo sigue siendo, pero tras probar la Surecut Plus... no quiero otra, estoy encantadísima con la compra, eso sí, su precio ronda los 40€ aunque una vez haces la inversión y trabajas con ella, te das cuenta enseguida que merece la pena hacer el gasto. Los recambios se sustituyen con mucha facilidad y las cuchillas son buenas, la única pega, como dije, su precio.

Cizalla Fiskars Surecut Plus

Recambios Fiskars Surecut Plus



EK POWDER TOOL

Nunca sabrás la utilidad que tiene hasta que lo tengas. Estos polvos son una maravilla a la hora de hacer embossings perfectos, ya que frotando suavemente la superficie donde vayamos a hacer el embossing, los polvos eliminarán la estática del papel haciendo que tus polvos de embossing solo se queden en la tinta, creando embossings perfectos y bonitos. Por otra parte, estos polvitos te servirán para quitarle el adhesivo a pegatinas o neutralizar restos de pegamento que hayan podido quedar en tu proyecto ¡son geniales! y, además, huelen superbien.


EK Powder Tool

Detalle del aplicador


GUILLOTINA TONIC 8.5' DE TIM HOLTZ

Soy muy aficionada al cardmaking y muchas veces trabajo con cartulinas precortadas con las medidas de tarjeta. Si tengo que recortar piezas pequeñas o fotografías, esta guillotina me va perfecta. De reducido tamaño y muy precisa, es capaz de realizar cortes milimétricos en casi cualquier material; desde el papel más fino hasta el papel de acuarela, una todoterreno que no te arrepentirás de tener en casa.

Guillotina Tonic 8.5'


IMPRESORA FOTOGRÁFICA CANON SELPHY CP1200

Una de las mejores inversiones del año. Tener la enorme ventaja de poder editar e imprimir las fotos de tus proyectos tranquilamente en casa y con una muy buena calidad, es impagable. Para los amantes de los minis, un imprescindible, y aunque es una inversión (su precio oscila entre los 115€ y 130€) merece la pena por lo bien que se adapta a nuestro scrap de cada día. Los packs de recambios duran bastante y su precio no es nada elevado para todas las fotos que se pueden imprimir hasta tener que comprar uno nuevo. La máquina es genial y las impresiones que realiza son muy buenas, si sois de los que incluis en vuestros proyectos muchas fotos y estáis dudando si comprarla o no, no os lo penséis más; merece la pena y mucho.


Canon Selphy CP1200

Hasta aquí mi repaso a los favoritos de 2016, me dejo alguno, seguro, pero en esta lista están los que más partido les he sacado y alguno que me ha sorprendido especialmente. Espero que os haya gustado el post, nos vemos el martes con un tutorial muy divertido de invitaciones de cumpleaños. Sed buenos =)

miércoles, 11 de enero de 2017

Mi desplanificación mensual

¡Hola!

Hacía ya unos meses que no invertía algo de tiempo en el blog (algo que me he propuesto cambiar este 2017) y haciendo un repaso de lo que ha sido mi 2016 me he dado cuenta de lo desplanificada que estaba a pesar de que no tenía un planner, tenía dos y bien hermosos.

Supongo que la causa principal de esa desplanificación ha sido la falta de ganas o la falta de constancia o simplemente, una mezcla de ambas. A nivel creativo no me puedo quejar, ha sido un buen año, pero no he documentado prácticamente nada de lo que he hecho. Acababa cansadísima después de cada encargo (yo suelo trabajar por la noche, cuando estoy tranquila) y lo empaquetaba sin haberle hecho siquiera una triste foto. Lo dicho, mucha desplanificación, demasiada falta de constancia y mil cosas en la cabeza.

En mi defensa diré que siendo madre multitarea (como todas jaja) muchas veces acababa con los horarios patas arriba a pesar de haberlos establecido y planeado minuciosamente con anterioridad; los planes cambian, y ya sabéis que cuando hay niños y perros en el hogar, aun más.

Pero de lo que quiero hablaros hoy es de mis aventuras, aunque más bien las llamaría desventuras, con los planner, porque los encuentro muy prácticos, pero este 2016 no he sido capaz de organizarme ni siquiera un solo mes con ellos. Tenía el Memory Planner de Heidi Swapp y el Happy Planner de MAMBI.


Memory Planner HS


Happy Planner MAMBI


Me gustan los dos, pero dejé de lado el de Heidi Swapp porque no me lo podía llevar a ninguna parte, es de esos planners para tener en casa o en la oficina y no moverlo mucho ¡es enorme! y tras intentarlo algunas semanas, acabó de pisapapeles en mi scraproom. Con el Happy Planner me fue mejor, lo encontré mucho más personalizable y práctico a pesar de que no es tan espectacular como el Memory de HS. El Happy Planner conseguí llevarlo al día un par de meses, pero nuevamente, que no me cupiera en el bolso y que fuera un "trasto" para transportarlo, hicieron que acabara en una estantería, junto con el otro. Llegué a comprar la maletita de transporte del Happy Planner, pero... ¿además del bolso, la compra, el niño... tenía que llevar la maleta del Happy Planner? Podría ser del tipo de persona que tiene la mesa de trabajo organizada, tener las herramientas, el espacio de trabajo, el ordenador y mi planner todo en perfecta armonía, pero no, eso tendrá que ser en otra vida, porque en la actualidad mi mesa luce así:


No me caben más cosas en la mesa ;)

Yo necesito un planner que pueda meter en mi bolso, que sea manejable y ya si puede ser, pues que sea bonito, porque si no, por mucho que quiera, no voy a tenerlo a mano, lo dejaré en la estantería y me olvidaré de él. Podría ser mucho más organizada, lo sé, pero me gusta mi caos, me gusta tener todas las cosas a la vista, trabajar a mi modo y estar cómoda, porque al fin y al cabo, lo que importa es eso, que una esté cómoda en su espacio de trabajo. De modo que los Reyes Magos escucharon mis deseos y me trajeron un mini planner la mar de apañado; el Mini Happy Planner. Tiene todas las cosas que me gustan del original pero es compacto y lo puedo llevar en cualquier sitio ¡para mí es perfecto! además, para animarme a llevarlo al día y decorarlo, he comprado alguno de los accesorios que han sacado para los Happy Planner y estoy encantada. Esta vez lo conseguiré, este año, será el año de la planificación y lo de la desplanificación ya será cosa del pasado.

Mini Happy Planner de MAMBI

Accesorios para el Happy Planner

Espero que os haya gustado el post, a final de mes os contaré que tal me va con mi planner y si he conseguido superar enero, aunque creo que esta vez ¡sí que sí! Aprovecho para desearos a todos un feliz 2017 y que todos los deseos que os quedaron pendientes el año pasado, este año, se hagan realidad. Sed buenos =)

miércoles, 30 de marzo de 2016

Descubriendo las Pocket Letter

¡Hola!

Hoy quiero hablaros de un formato de correspondencia creativa que se está poniendo muy de moda entre las scraperas; las Pocket Letter. Esta original forma de correspondencia surgió a partir de una idea que tuvo su creadora, Janette Lane, y actualmente se está extendiendo en nuestro país como la forma preferida de enviar scrap chuches.



El original formato de estas Pocket Letters se compone básicamente de una funda con nueve bolsillos del tamaño aproximado de una ATC (6,4 x 8,9 cm) en cuyo interior se alojan las tarjetas que previamente realizaremos para decorar los bolsillos. Junto a estas tarjetas decoradas, ya sea pintándolas, con fotos, escribiendo un mensaje o lo que se os ocurra, incluiremos algunas scrap chuches (ya sabéis, ese conjunto de detallitos para deleitar a nuestras amigas scraperas; die cuts, sequins, maderitas, etc.) y se la enviaremos a su destinataria, suena divertido ¿verdad? ¡Pues lo es!

Encontrar la fundas para hacer miles de estas Pocket Letter (creedme, es un vicio) es muy fácil, ya que podemos encontrarlas entre las muchas variedades de fundas para Project Life o entre las hojas protectoras para cartas coleccionables como Magic. Personalmente uso las de Project Life, pero he probado las de cartas, de la marca Ultra Pro y son geniales también, además, estas últimas, mucho más económicas que las de Project Life.

Fundas para cartas Ultra Pro

Para las más atrevidas, también podéis hacer las fundas desde cero con la Fuse Tool y una funda de plástico normal y corriente. Lleva un buen rato hacer una, pero si eres paciente y te gusta hacerlo todo desde cero, sin duda, este es tu método para conseguir las fundas ;)

Fuse Tool de We R Memory Keepers


Pues ahora que sabéis lo que son las Pocket Letter toca ponerlas en práctica y hacer unas cuantas ¡cuidado, que enganchan! además,  a vuestras amigas les encantará recibir una de estas hecha con mucho amor y mucho arte. Si al principio el formato se os atasca o no os sentís demasiado inspiradas, en Pinterest podréis encontrar toooooooda una colección de ideas y modelos para poder hacer una en un pis pas ¡solo hay que ponerse manos a la obra! Os encantará. Aquí un par de ejemplos de Pocket Letter que realicé para un intercambio con las amigas de Mad Scrap Project.


Be you


Time is Precious



Espero que os haya gustado el post y os unáis al club de las Pocket Letter ¡son geniales! Disfrutad de este miércoles, nos vemos en el próximo post, sed buenos =)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...